Embed HTML not available.
Inteligencia emocional Lecciones gratuitas

Qué Hacer Ante Un Problema Emocional De Un Hijo O Hija

Un problema emocional es siempre un desafío… a cualquier edad. Pero en la infancia es especialmente interesante trabajar bien con estas situaciones porque el potencial de aprendizaje de los niños es infinitamente mayor que el de las personas adultas.

La inteligencia emocional, bien trabajada durante la infancia, reporta importantísimos beneficios al niño, y para toda su vida.

Hoy vamos a hablar de cómo debemos enfrentarnos a un problema emocional de un hijo o una hija. Quédate conmigo.

Ya hace algún tiempo creé un vídeo hablándote de los 12 beneficios de tener madres y padres emocionalmente inteligentes. Te dejaré un enlace al vídeo para que puedas echarle un vistazo. [https://www.youtube.com/watch?v=PHXN1zAHnzU]

Y es que la inteligencia emocional en las personas encargadas de la educación de los niños es el mejor regalo para su desarrollo. Por esta razón, aprovecho para recomendarte nuestra Escuela de Inteligencia Emocional online. Puedes ver los detalles sobre la Escuela en https://www.30kcoaching.com/eie

Pero vamos al tema de hoy. Cuando hablamos de un problema emocional en un niño o niña, podemos estar hablando de berrinches, pataletas, pérdidas de control, manifestaciones de ira… Es decir, cualquier comportamiento derivado de una experiencia emocional que pueda representar un problema social o intrapersonal en un momento dado.

Hay muchos estilos a la hora de enfrentarnos a un problema emocional. Hay familias que optan por ignorar al niño mientras el episodio tiene lugar, las hay que escogen consentirlos para amortiguar la destructividad de la emoción, las hay incluso que sacan su lado más violento ante estos comportamientos…

La actuación más adecuada

La actuación más adecuada en la opinión profesional del científico Daniel Goleman consta de dos pasos:

  1. Trata de comprender exactamente el motivo de los sentimientos del niño que lo conducen a ese comportamiento – problema.
  2. Ayúdale a buscar formas alternativas de apaciguarse de un modo más positivo.

Mientras el niño es muy pequeño, tú deberás guiar en mayor medida esa búsqueda de comportamientos alternativos, tal vez a través de distracciones, juegos que lo animen a respirar profundo o modificar su postura corporal… Pero a medida que el niño va teniendo una mayor capacidad de comprensión, el trabajo deberá centrarse más en la búsqueda de alternativas a través del razonamiento. De este modo, esas alternativas serán escogidas por el propio niño en función de lo que él sienta que mejor le funciona.

Lo importante en el desarrollo emocional de los niños es educarlos siempre a través del respeto. Tanto de tu respeto hacia el niño como de el respeto del niño hacia su entorno y las personas que lo rodean.

Comenta…

Ahora pásate por la sección de comentarios y comparte tu reflexión acerca de lo siguiente: ¿Cuál era el comportamiento de tu familia ante un problema emocional tuyo cuando eras un niño o una niña? Los estilos educativos han cambiado radicalmente, de modo que tengo muchas ganas de leer tu experiencia.

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más entrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a mi boletín semanal en https://www.30kcoaching.com/lista

Recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. La decisión es tuya.

You Might Also Like...

1 Comment

  • Reply
    CARLOS JUAN GOMEZ Y MARTINEZ
    14 agosto, 2017 at 8:17 pm

    ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO Y NO ENCUENTRO OTRO CAMINO QUE EL DEL MUTUO RESPETO Y QUE A BASE DE PREGUNTAS LLEGUEMOS A LA VERDAD DEL NIÑO, CON SU PROPIO RAZONAMIENTO Y CON NUESTRA GUIA.

Leave a Reply