Saltar al contenido

Lenguaje Corporal Para Elevar La Autoconfianza En La Infancia

Lenguaje Corporal Para Elevar La Autoconfianza En La Infancia

¡Hola! Soy Sandra Burgos y esto es 30K Coaching, tu espacio de entrenamiento emocional. Hoy te traigo un microentrenamiento sobre lenguaje corporal y la influencia que puede tener en la autoconfianza. Concretamente, hoy veremos esa influencia en la infancia.

Si tienes un hijo o una hija pequeña, tienes una gran responsabilidad en cuanto a su desarrollo personal. Y la buena noticia es que también tienes una gran influencia sobre este terreno. Es decir, que tienes en tus manos la posibilidad de ayudarle a construirse.

Una de las competencias emocionales más básicas y de mayor importancia es la autoconfianza. Y en la infancia, su incidencia en el desarrollo general de un niño o niña es altísima.

Hoy vamos a ver cómo con 4 pautas muy sencillas, el lenguaje corporal puede elevar la autoconfianza de tu hijo o hija… porque ya sabes que el comportamiento corporal influye en las emociones al igual que ocurre a la inversa, ¿verdad? ¡Bueno! ¿Empezamos?

1. Sé un buen modelo

Los niños y niñas aprenden todo de las figuras adultas a las que admiran y con quienes conviven… y no te creerías la cantidad de detalles que imitan de ti, de tu forma de comportarte.

Por este motivo es muy importante que tu cuerpo le transmita que no hay nada que temer. Si tu cuerpo está relajado y abierto, percibirá tu propia autoconfianza. Sin embargo, si tu cuerpo está contraído y tenso, le estarás transmitiendo inseguridad.

2. Promueve una actitud desestresada

Además de con tu propio modelo, hay modos con los que puedes influir en la posición corporal del niño o niña, en su relajación y desestrés. Saca tus dotes creativas para esto.

Por ejemplo, una buena idea puede ser poner algo de música suave durante el desayuno y alguna canción más divertida en la ruta en coche hacia el colegio y cantarla juntos.

3. Favorece una postura abierta

Las posturas retraídas en las que el niño o la niña abraza su propio tronco generan en el cuerpo altos niveles de cortisol, pues se trata de una postura de autoprotección, y el sistema percibe que podría haber un peligro.

Evita que tu hijo o hija lleve libros o carpetas a modo de escudo. En su lugar, colócalos en la espalda, dentro de tu mochila o en un carrito. De este modo, despejarás el tronco de objetos barrera.

También es importante que su mochila lleve poco peso para que su espalda y sus hombros puedan ir relajados.

4. Genera sonrisas

Sin lugar a dudas, la sonrisa es el desencadenante de autoconfianza por excelencia. ¿Y cómo puedes influir tú en las sonrisas de tu hija o hijo?

Sonríe tú, a menudo y de forma sincera, hazlo reír, cultiva su sentido del humor e incluso puedes explicarle que sonreír es bueno para él o ella y también para quienes tiene a su alrededor.

¿Qué opinas? Son 4 pautas muy fáciles de llevar a cabo, ¿verdad? Pues incluso siendo tan sencillas, verás resultados evidentes en la actitud y autoconfianza de tu hijo o hija.

Ahora me encantaría que te pasaras por la sección de comentarios y me contaras qué ideas creativas se te ocurren a ti para la segunda pauta en la que te hablaba de promover una actitud desestresada.

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más microentrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a nuestro boletín semanal en el formulario al final de esta entrada.

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

Cuéntanoslo en un comentario: ¿Qué ideas creativas se te ocurren para promover una actitud desestresada?