Saltar al contenido

SMART: Las 5 Razones De Que No Consigas Tus Objetivos

SMART: Las 5 Razones De Que No Consigas Tus Objetivos

¡Hola! Soy Sandra Burgos, y esto es 30K Coaching. Hoy te traigo un microentrenamiento que te será muy útil en tu proyecto de vida: aprenderás a formular objetivos de forma inteligente para asegurarte de que se hacen realidad.

No está muy claro si fue Peter Drucker o George Doran quien formuló el criterio SMART, pero lo que sí sabemos es que es efectivo.

Según estos y muchos otros autores y autoras, los objetivos eficaces deben cumplir 5 requisitos principales, que se corresponden con las siglas SMART, que en inglés significa “inteligente”.

Antes de empezar me gustaría que formularas uno de tus objetivos actuales. Algo que quieras conseguir en tu vida, algo que realmente te gustaría ver hecho realidad. Te daré unos segundos para escribir tu objetivo en un trozo de papel.

Escribe uno de tus objetivos actuales en un trozo de papel

¡Genial! Ahora vamos a analizar si el que te has marcado es realmente un objetivo inteligente o si falla en alguno de los 5 requisitos para que puedas verlo hacerse realidad.

S: Specific (Específico)

El primer requisito de un objetivo inteligentemente formulado es que debe ser específico. ¿El tuyo lo es? Cuando un objetivo es específico, cualquier persona que lo lea entenderá exactamente lo mismo.

M: Measurable (Medible)

El segundo requisito de tu objetivo es que debe ser medible, es decir, debe permitirte saber con certeza cómo de cerca estás de conseguirlo o si ya lo has conseguido.

Este requisito no siempre es fácil de implementar pero es fundamental que encuentres el modo de medirlo, pues será el único modo de que puedas realizar el seguimiento y evaluación que te permitirán ajustar tu plan de acción.

A: Achievable (Alcanzable) 

El tercer requisito de un objetivo inteligente es que debe ser alcanzable. ¡No utilices este requisito como un pretexto para dejar de lado tu objetivo! Casi cualquier objetivo es alcanzable; sólo tienes que trazar el plan que te llevará a él.

De este modo, para cumplir este requisito, deberás acompañar tu objetivo de la relación de pasos que necesitas dar para llegar a hacerlo realidad. Piénsalo unos minutos y traza tu ruta de acción.

R: Relevant (Relevante)

Tal vez este cuarto requisito sea el más importante de todos. Tu objetivo debe ser relevante. ¿Para quién? Pues para ti.

¿Tienes realmente una razón de peso para perseguir tu objetivo? ¿Cuentas con la suficiente motivación? Si tu objetivo no te parece importante, tal vez lo más sensato sea cambiarlo por uno que sí te lo parezca.

T: Time-bound (Acotado en el tiempo)

Y, finalmente, el quinto requisito para tu objetivo es que esté acotado en el tiempo o, lo que es lo mismo, que tenga un plazo de consecución dividido en subplazos para cada uno de los pasos de los que se compone tu plan de acción.

Está comprobado que quien no se marca plazos, con muchísima más frecuencia no termina lo que empieza, así que decide: ¿cuándo querrás haber alcanzado tu objetivo?

Y… ¡estos son los 5 requisitos de los objetivos inteligentemente formulados! Es probable que tu objetivo inicial no cumpliera varios de estos requisitos. No te preocupes, no es algo que nazcamos sabiendo.

Pero ahora, lo que me gustaría pedirte es lo siguiente: Trasforma tu objetivo inicial en un objetivo inteligente y compártelo en la sección de comentarios. ¡Estoy deseando leer el resultado de tu trabajo!

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más microentrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a nuestro boletín semanal en el formulario que verás a continuación.

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

Cuéntanoslo en un comentario: ¿Cuál es tu objetivo inteligente?