Embed HTML not available.
Coaching Personal Lecciones gratuitas

La Jerarquía De Tus Necesidades (Pirámide De Maslow)

En los años 50, el psicólogo Abraham Maslow expuso su teoría de la jerarquización de las necesidades del ser humano en forma de pirámide. Esta teoría habla de qué es lo que tú, como hombre o mujer, necesitas, y en qué orden lo necesitas. ¿Estarás de acuerdo con Maslow?

Maslow defendía que todas las personas podemos llegar a ser exitosas y realizadas. Lo que debemos hacer es ir cubriendo, una a una, nuestras necesidades en un orden de prioridad concreto.

Necesidades básicas o fisiológicas

En la base de la pirámide, es decir, en el lugar de mayor prioridad, están las necesidades básicas o fisiológicas, que vienen siendo, la comida y el agua. Hay incluso quien defiende que en esta categoría también se encuentran las relaciones sexuales, pues son las que aseguran la supervivencia de la especie.

Necesidades de seguridad y protección

Una vez que las necesidades fisiológicas están cubiertas, en el siguiente escalón tenemos las necesidades de seguridad y protección, donde las más comunes son la necesidad de ropa y de vivienda. Pero puede abarcar incluso cuidados médicos o asistencia en personas con algún grado de dependencia.

Necesidad de pertenencia

Cuando nuestra necesidad de seguridad y protección está satisfecha, debemos enfrentarnos a la necesidad de pertenencia, es decir, la necesidad de formar parte de una comunidad, que va desde   sentir que se nos quiere en nuestra familia hasta sabernos parte de un grupo de amistades o tener un trabajo. Aquí también está incluida la necesidad de encajar, que implica a veces aspectos profundos como compartir valores y a veces aspectos superficiales como ir a la moda.

Necesidad de prestigio

En el momento en que cubrimos nuestra necesidad de sentimiento de grupo, un nivel más arriba en la pirámide tenemos la necesidad de prestigio. Ya sabemos que encajamos en nuestro entorno, pero ahora no nos llega con encajar, sino que queremos destacar. A veces buscamos satisfacer esta necesidad a través de un desarrollo intelectual por encima de la media, un atractivo físico espectacular o una casa más grande que la de los vecinos.

A partir de este punto es donde autores como John Whitmore sitúan el coaching como medio para ayudarnos a seguir avanzando. Personalmente, creo que el coaching puede empezar a traernos beneficios mucho antes, pero sí es cierto que ahí estamos más libres de otras preocupaciones y podemos permitirnos enfocarnos en crecer.

Necesidad de autoestima

El penúltimo peldaño de la pirámide de Maslow es la autoestima, y esta, aunque debe estar presente desde mucho antes, aquí cobra una especial importancia porque estamos en condiciones de dedicarnos a capacitarnos, a desarrollarnos y, en definitiva, a convertirnos en la clase de persona que queremos ser. Incluso puede que, llegados a esta fase, optemos por prescindir de la necesidad anterior, la de prestigio, porque descubrimos que la autoestima es la consideración de nosotros mismos que realmente importa.

Necesidad de autorrealización

Y finalmente, en la cima de la pirámide, tenemos la necesidad de autorrealización. Si llegamos aquí, buscaremos cubrir nuestra curiosidad más trascendental, obtener respuestas más profundas. En esta fase se encuentran nuestros valores, nuestra búsqueda del significado de la vida, y nuestra paz interior. Se trata de una necesidad más espiritual y no tan tangible como las anteriores.

Y así es como Abraham Maslow definió la jerarquía de las necesidades del ser humano. ¿Qué opinas? ¿Sigue vigente esta priorización a día de hoy? ¿En qué punto de la pirámide te encuentras tú? Pásate por la sección de comentarios y cuéntanoslo.

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más entrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a nuestro boletín semanal en https://www.30kcoaching.com/lista/

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply