Le he puesto mi nombre en letras luminosas, vaya, vaya, lo único que sé que la culpa no es de los demás, soy consciente que si pasa algo, me miro yo y no miro para fuera, y es verdad que tiendo a pensar en los demás como personas admirables y yo no me creo capaz.
También, es verdad que cuando no te defiendes o no expones tus necesidades y cedes, cedes, hasta que sale la queja, u el enfado, y soy consciente, y como no soy así, me hace sufrir estar así, mucho .

Responder