Muchas gracias, Sandra.

Me gusta verlo como un péndulo, en el que en un extremo está la Franqueza sin Cuidado; y en el otro el Cuidado absoluto sin Franqueza. El término medio, para mi, se trata de una asertividad que requiere de fórmulas específicas de comunicación (qué decir y cómo decirlo) en función de las necesidades de esa relación.

Mi tendencia en ese péndulo es a la Franqueza sin cuidado, por lo que tengo que poner especial atención en “cómo” digo las cosas… en la mayoría de las interacciones.

Un abrazote.

Responder