Saltar al contenido

De Esto Depende Tu Felicidad (Equilibrio Vital)

¡Hola! Soy Sandra Burgos y esto es 30K Coaching, el lugar donde hoy pondrás a prueba tu equilibrio vital.

No voy a empezar explicándote qué es el equilibrio vital porque vas a poder comprobarlo por ti misma/o en el transcurso de este microentrenamiento. Te iré guiando a lo largo del ejercicio. ¿Vamos allá?

De Esto Depende Tu Felicidad (Equilibrio Vital)

Vamos a hacer una revisión de las diferentes áreas que configuran tu vida, y para esto necesitarás 1 folio en blanco dividido en 8 secciones y un lápiz o un bolígrafo. Pausa el vídeo si necesitas ir a buscarlos y continuamos cuando vuelvas.

Paso 1: Define las áreas

Si ya tienes todo el material, vamos a empezar. En cada una de las secciones vas a escribir, en la parte superior, un título y un subtítulo:

Título de la primera sección: Pareja. Subtítulo: Cónyuge y relación de pareja.

Título de la segunda sección: Familia. Subtítulo: Hijas e hijos, familia extensa y entorno familiar.

Título de la tercera sección: Trabajo. Subtítulo: Actividad laboral.

Título de la cuarta sección: Aprendizaje. Subtítulo: Desarrollo personal y formación.

Título de la quinta sección: Amistades. Subtítulo: Relaciones sociales y de amistad.

Título de la sexta sección: Ocio. Subtítulo: Tiempo libre y aficiones.

Título de la séptima sección: Salud. Subtítulo: Deporte y cuidado físico.

Título de la octava sección: Varios. Subtítulo: Otras áreas de mi vida.

Paso 2: Otórgales un peso en tu escala de valores

¡Bien! Lo primero que harás debajo de las cabeceras que has escrito es otorgar a cada área un porcentaje de importancia.

Es decir, si partes de que todo lo que te importa en esta vida suma el 100% en tu escala de valores, divide ese total entre las diferentes áreas, de modo que la suma del porcentaje de las 8 áreas será igual a 100.

Este paso es muy complicado, porque comprobarás que para aumentar la importancia que das a un área deberás reducir la importancia que das a otras. No te preocupes si los porcentajes resultantes son bajos. ¡Es que son muchas áreas!

Necesitarás varios minutos para hacer esto. Pausa el vídeo en este momento y dedícale el tiempo que precises.

Paso 3: Calcula tu distribución horaria

Si a una semana común le restamos las horas de sueño y las de aseo personal, nos quedan, aproximadamente, 100 horas.

Esas 100 horas las repartimos entre las diferentes áreas de nuestra vida en función de cómo priorizamos nuestro tiempo en el día a día.

En este paso del ejercicio, quiero hagas una estimación aproximada del número de horas semanales que estás dedicando a cada una de las áreas en la actualidad.

Al partir de un total de 100 horas, el número de horas que dedicas a un área se transforma directamente en un porcentaje. Por ejemplo, si yo dedico 15 horas semanales a mi salud, le estoy dedicando un 15% de mi tiempo.

Pausa el vídeo y haz el cálculo para cada área.

Paso 4: Analiza la coherencia

¿Qué has hecho hasta ahora? Has determinado cómo de importantes son las diferentes áreas para ti y cuál es la prioridad real que das a cada una de ellas?

Si estás gestionando correctamente tu tiempo de vida, los porcentajes de valor y dedicación de cada área deberán ser coherentes. Eso significa que estás invirtiendo tu vida en lo que realmente te importa.

Si, por el contrario, detectas alguna incoherencia notable, párate a reflexionar qué acción puedes llevar a cabo para reducir ese desequilibrio en la medida de lo posible.

A estas alturas ya sabes qué es eso del equilibrio vital. Es tu habilidad para dedicar tu tiempo de vida a lo que de verdad te importa.

Cuanto mayor sea tu equilibrio vital, mayor será tu sentimiento de felicidad, así que toma las decisiones oportunas y sé feliz.

Recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!