Saltar al contenido

¿Te Estás Provocando Tu Propia Depresión?

Transcripción del vídeo: ¿Te Estás Provocando Tu Propia Depresión?

La depresión no es ninguna tontería. De hecho, es de las peores cosas que le pueden ocurrir a nuestra salud emocional. Es muy peligrosa.

Por este motivo es especialmente importante que seas capaz de darte cuenta de cuándo tu depresión es autoprovocada.

Yo soy Sandra Burgos, esto es 30K Coaching y hoy vamos a trabajar tu autoconciencia emocional.

Te recomiendo que eches un vistazo al excelente libro de Anthony Robbins “Poder Sin Límites” si quieres saber más acerca de este tema.

Tony Robbins dice que ciertas personas nacen con una predisposición natural a la depresión, pero que esta predisposición no es, ni por asomo, determinante.

Lo único que significa es que esas personas deben hacer un esfuerzo un poquito mayor que el resto para sentirse felices.

Tony Robbins también dice (y esto es lo asombroso) que la mayor parte de las depresiones son autoprovocadas.

Si tú sufres una depresión, probablemente ahora mismo hayas pensado: “Yo no me estoy provocando mi depresión. ¿Por qué me iba a gustar estar deprimida/o?”.

La depresión autoprovocada no se provoca de forma consciente, de modo que puede ser que, sin tú saberlo, estés provocando tu depresión.

Por si esto te ayuda a abrir tu mente ante esta idea, te diré que lo mejor que te puede pasar es descubrir que tu depresión es autoprovocada, porque eso significaría que puedes cambiar esa situación cuando tú quieras y estés dispuesta/o a esforzarte.

Vamos a ver en qué consiste una depresión autoprovocada, según Anthony Robbins:

1 Postura corporal

Tu postura corporal constante se compone de unos hombros encorvados hacia delante y la mirada en el suelo. Esta postura envía a tu subconsciente la alarma de tristeza. Si quieres, puedes probar ahora a colocarte en una postura depresiva y verás cómo te sientes. Prueba, en cambio, la postura inversa (con los hombros derechos y la mirada al frente) y verás cómo tu estado emocional se transforma.

2 Tono de voz

Tu tono de voz es apagado, sin energía y triste. Con la voz ocurre lo mismo que con el cuerpo: el modo en que la utilizamos tiene una repercusión enorme en nuestro estado de ánimo. ¡Haz la prueba!

3 Valoración de las circunstancias

Percibes todo a tu alrededor como molesto o desagradable. Te quejas porque llueve, te quejas porque hace calor, te quejas porque es temprano, te quejas porque es tarde, te quejas, te quejas y te quejas. Lo que dices y lo que piensas sí es determinante sobre cómo te sientes, y si estás eligiendo así tus pensamientos y tus palabras, también estás eligiendo la forma en que eso te hace sentir.

4 Contaminación corporal

Comes mucha comida basura, bebes alcohol o consumes otras drogas. Todo esto estropea la bioquímica de tu organismo y te convierte en una persona mucho menos fuerte ante los golpes (tanto físicos como emocionales).

Y estos son los 4 indicios de una depresión autoprovocada según Anthony Robbins.

Ten en cuenta que tu postura corporal, tu tono de voz, tus palabras y tu alimentación son aspectos totalmente elegidos por ti.

Si los que estás eligiendo no te hacen feliz, vale la pena sustituirlos por otros (aunque sea difícil) y comprobar si, tal vez, ese era el problema.

Entiendo que plantearte la posibilidad de que tu depresión sea autoprovocada es una tarea difícil para el ego, pero te puedo asegurar que vale la pena que te lo cuestiones, al menos.

Ahora ve a la sección a comentarios y cuéntame: ¿Has probado las diferentes posturas corporales y tonos de voz? ¿Qué has notado al hacerlo?

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más entrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a nuestro boletín semanal en https://www.30kcoaching.com/lista/

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!