Saltar al contenido

Educación Emocional En La Infancia (Así Lo Hace Elsa Punset)

EDUCACIÓN EMOCIONAL EN LA INFANCIA (ASÍ LO HACE ELSA PUNSET)

¡Hola! Soy Sandra Burgos y esto es 30K Coaching, y hoy conocerás los 4 criterios básicos de Elsa Punset para la educación emocional de los niños y niñas.

Elsa Punset habla de ello en su interesantísimo libro “Brújula para navegantes emocionales”. Hay cuatro criterios principales para una educación emocionalmente inteligente. ¡Vamos a verlos!

1. Amor incondicional

El primero de los criterios es el amor incondicional, es decir, las muestras de amor sin necesidad de que tu hija o hijo haga nada concreto para merecerlas e incluso cuando su comportamiento es mejorable.

No utilices nunca tus muestras afectivas como moneda de cambio. Si quieres profundizar en esto, he hecho un microentrenamiento que te puede resultar interesante: “Cómo educar a un/a hijo/a para que nos ame de forma incondicional”.

2. Desarrollo de la autoestima

El segundo criterio es el desarrollo de la autoestima.

Ayuda a tu hija o hijo en su proceso de autoconocimiento y mejora personal, hazle sentir tu aprecio por sus capacidades y recuérdale siempre que tengas ocasión sus puntos fuertes.

La autoestima es la base de la inteligencia emocional y tú, como madre o madre, puedes hacer muchísimo para potenciarla, pero es muy importante que te pongas a ello antes de su adolescencia, porque ahí tu influencia perderá intensidad.

 3. Responsabilidad personal

El tercer criterio es la responsabilidad personal. Enseña a tu hija o hijo a responsabilizarse de sus actos.

A menudo tendemos a sobreproteger a los niños y niñas haciéndonos cargo de las consecuencias de sus errores… porque queremos que tengan un infancia feliz y despreocupada.

Y sí que es importante que sepan que estamos ahí, a su lado, y que incluso cuando se equivoquen seguiremos ahí y les daremos nuestro apoyo, pero es fundamental hacerlos conscientes de que todos los actos tienen consecuencias.

Cuando haga algo bueno y vea los frutos de su acción, asegúrate de que percibe que esos resultados son gracias a él o a ella.

Y cuando haga algo malo, muéstrale el camino para que sepa solucionarlo, disculparse o compensar el daño de algún modo. Muéstrale el camino, pero deja que sea él o ella quien repare el error.

No te imaginas la cantidad de problemas futuros que puedes prevenir haciendo únicamente esto.

4. Respeto hacia las necesidades de las/os demás

Y finalmente, el cuarto y último de los criterios básicos es el respeto hacia las necesidades de las demás personas.

Haz que tu hija o hijo empatice con quienes están a su alrededor, que sea consciente de que cada persona posee una vida interior, que siente, piensa y necesita. Igual que él o ella.

Con cada una de sus acciones hacia otras personas, encárgate de que primero reflexione sobre cómo se sentirá la otra persona al respecto, y que su criterio sea siempre el de no dañar y respetar.

¡Bien! Estos son los 4 criterios básicos de los que hemos hablado: El amor incondicional, el desarrollo de la autoestima, la responsabilidad personal y la empatía.

Elsa Punset explica que las niñas y niños educados de este modo son más cooperativos, enérgicos, sociables y capaces de alcanzar metas. ¿No crees que merece la pena?

Ahora cuéntanos tú, en un comentario, cuál es el criterio estrella que siempre tienes presente en la educación de tus hijas o hijos.

Si quieres saber más sobre “Brújula para navegantes emocionales”, haz click aquí. Y recuerda que tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

Cuéntanoslo en un comentario: ¿Cuál es tu criterio estrella en la educación de tus hijas/os?