Embed HTML not available.
Inteligencia emocional Lecciones gratuitas

3 Daños Emocionales Derivados De Dejar Llorar Al Bebé

3 Daños Emocionales Derivados De Dejar Llorar Al Bebé

¡Hola! Soy Sandra Burgos, y esto es 30K Coaching, tu espacio de entrenamiento emocional.

Hoy vamos a hablar de un tema un tanto polémico sobre el que probablemente ya hayas oído varios posicionamientos: ¿Debemos ignorar a un bebé cuando está llorando? ¡Vamos a verlo!

John Gottman es un reconocido investigador de las emociones en la infancia, y tiene una respuesta clara para nuestra pregunta: No. No debemos ignorar al bebé cuando llora.

Y para justificar esta respuesta te voy a hablar de los 3 daños emocionales que pueden sufrir los bebés si persistentemente los dejamos llorar. Son 3 daños que se generan en la infancia pero que acompañarán a ese ser humano a lo largo del resto de su vida.

1. Sus emociones destructivas se vuelven exponenciales

Primer daño emocional: Sus emociones destructivas se vuelven exponenciales.

Cuando una madre o un padre tranquiliza al bebé cuando llora, lo que hace es transformar su estado emocional destructivo en un estado emocional de bienestar y tranquilidad.

Si, por el contrario, dejamos llorar al bebé, las emociones destructivas que está experimentando en ese momento (que probablemente sean ansiedad, miedo o ira) van a desencadenar en más emociones destructivas.

Si su emoción es ignorada, esa emoción se alimenta a sí misma y crece de forma exponencial. Imagina lo que puede ser ser un bebé, tener miedo y ver que nadie te va a ayudar. ¿Qué crees que sentirá? Muchísimo más miedo.

Cuando ese bebé se convierta en una persona adulta, muy probablemente experimente las emociones destructivas de forma tortuosa, porque su subconsciente ha aprendido que una emoción destructiva deriva en esa misma emoción intensificada.

2. No aprenden a desarrollar su autocontrol

Segundo daño emocional: No aprenden a desarrollar su autocontrol.

Los seres humanos aprendemos de lo que vemos pero, sobre todo, de lo que vivimos.

Cuando una madre o un padre calma al bebé que está experimentando una emoción destructiva, sin pretenderlo le está mostrando el modo de cambiar de estado emocional.

Le está diciendo “te sientes mal, pero ahora te vas a sentir bien”. Y el bebé pasa a un estado emocional mucho más calmado e incluso constructivo.

Cuando ese bebé llegue a ser una persona adulta, ya habrá aprendido a provocar en sí mismo ese cambio de estado emocional, tal vez de un modo inconsciente, pero ante un episodio emocionalmente destructivo sabrá cambiar el chip para que esa emoción se disuelva, porque toda la vida ha comprobado que posible.

3. Blindan su libertad emocional

Y tercer daño: Blindan su libertad emocional.

Cuando una persona adulta experimenta las emociones destructivas como hemos visto hasta ahora (de forma exponencial y sin capacidad de autocontrol), es muy fácil que acabe encerrándose  en un estado evitativo.

Ha llegado a la conclusión de que el único modo de no experimentar las tortuosas emociones destructivas es tratando de no sentir.

Blindará su corazón para evitar los golpes de la vida porque sabe que cuando el golpe llega, no puede hacer nada para protegerse, por lo tanto, lo mejor es no arriesgarse a sufrir.

¡Bien! Ya hemos visto los 3 daños emocionales que se derivan de ignorar al bebé persistentemente cuando está llorando. Te los recuerdo:

Sus emociones destructivas se vuelven exponenciales.

No aprenden a desarrollar su autocontrol.

Blindan su libertad emocional.

Ahora te reto a que aportes tus propios argumentos y experiencia personal a este tema. Si crees que atender y tranquilizar al bebé cuando llora es lo mejor para su desarrollo, cuéntanos por qué.

Y si, por el contrario, crees que lo mejor es dejarlo llorar un rato, danos también tus razones.

Si te gusta este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más entrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis a nuestro boletín semanal en el formulario que verás a continuación.

Y recuerda: Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

Cuéntanoslo en un comentario: ¿Qué postura defiendes tú en cuanto a dejar o no llorar al bebé?

You Might Also Like...

9 Comments

  • Reply
    Carmen Montes
    24 junio, 2014 at 7:57 am

    Hola Sandra, soy Carmen Montes y mi experiencia en este tema es que no es conveniente dejar llorar a un bebé. Tengo una niña de 5 años y medio y cuando era pequeñita y lloraba, siempre acudía a consolarla; he de decir que lo que más la consolaba era tomar el pecho (le dí teta hasta los 26 meses) pero aunque a mí me ha supuesto restarme horas de sueño, la satisfacción de ver feliz y tranquila a mi hija compensa enormemente.
    Yo creo que se trata de un beneficio mutuo tanto para el niño, que recibe atención y cariño, como para el adulto, que puede expresar así su capacidad de protección.
    Un saludo!

  • Reply
    Antonio Rusiñol Ruiz
    24 junio, 2014 at 10:33 am

    Hola Sandra, buen día, para mi, es atender lo antes posible al bebe cuando llora,es un instinto de preocuparse de su estado,los lloros del bebe puede indicarnos muchas cosas,puede que este enfermo,pero dejarle llorar lo encuentro una negligencia que no aporta nada si llora es porque sufre algo,gracias Sandra te envio un abrazo.

  • Reply
    Sandra Burgos
    24 junio, 2014 at 11:44 am

    Muchas gracias, Carmen y Antonio, por vuestros comentarios 🙂
    Me ha gustado mucho leer vuestros puntos de vista que, efectivamente, coinciden con la recomendación de John Gottman.
    Un abrazo a ambos,
    Sandra.

  • Reply
    carmenramirezayala
    24 junio, 2014 at 1:44 pm

    Gracias Sandra. Me ha gustado mucho este micro entrenamiento. No me había parado a pensarlo y lo recomendaré sin duda. Todo un descubrimiento estas 3 daños.
    Ya por instinto no dejé que mi hija llorase para que se hiciese fuerte (nunca lo creí, jejeje). Ahora que tiene 4 años si que la dejo, dependiendo de qué y con mi sentido e instinto maternal y humano. Te mando un abrazo y te deseo mucho éxito.

  • Reply
    Javier Manteca
    24 junio, 2014 at 2:49 pm

    Me ha gustado leer esto, si bien creo que es importante resaltar la actitud de consolarle, así como la de enseñarle a que desaparezcan sus miedos, pues si no es así el hecho de consolarle por parte de la madre o el padre, hacen que el bebé tome una dependencia de ellos, de ahí luego actitudes de niños de 6 años que no pueden dormir solos o bien se orinan si los dejas solos, o no pueden hacer nada sin la presencia de sus padres (guarderías, actividades, …). tan importante es hacerles casos como enseñarles a ser independientes. Casi todo funciona para pequeños problemas, pero qué pasa cuando un bebé llora todas las noches, no coge bien el sueño, debe dormir con su madre o padre…..hablamos cómo se destruye la relación de pareja ? hablamos de las sensaciones y sentimientos de los padres pensando qué hago mal? hablamos de cómo te levantas a la mañana cansado y con poca actitud positiva para trabajar? como padre de dos niñas que soy solo puedo decir algo que me ha enseñado tenerlas….todo lo que hagas, hazlo con mucho cariño, tanto como el amor de tu vida que son. Javier Manteca

  • Reply
    Sandra Burgos
    24 junio, 2014 at 6:29 pm

    Muchas gracias por vuestros comentarios, Carmen y Javier 🙂
    Definitivamente, sea cual sea nuestra postura a este respecto, el amor debe ser siempre el instrumento. ¡Muy buenas observaciones!
    Un abrazo a cada uno,
    Sandra.

  • Reply
    5 best vegetables to grow in your backyard
    3 octubre, 2014 at 3:51 am

    Are there other information tied to this particular one?
    We would want to examine more info on this unique area of interest!
    I love your blogposts, regardless I have to alot more facts concerning tools in gardening.
    Bless you!!!

  • Reply
    sonia
    18 diciembre, 2014 at 11:04 pm

    Yo como mama de dos niños opino que es importante no dejarlos llorar. Aveces es difícil y duro seguir este ritmo cuando el bebe no para de llorar. Mi hija de 5 años se estuvo los 6 primeros meses de su vida llorando a todas las horas. Era agotador, pero ni mi marido ni yo podíamos verla llorar. Con el tiempo sus problemillas se fueron solucionando, y el placer de haberla dado todo el amor a pesar de las muchas noches en vela tiene sus gratificaciones.

  • Reply
    CARLOS JUAN GOMEZ Y MARTINEZ
    9 agosto, 2017 at 10:36 pm

    EL DEJAR LLORAR AL BEBE O ATENDERLO DE INMEDIATO PARA QUE NO LLORE, SE VUELVE UNA NAVAJA DE DOBLE FILO; ME GUSTA EL COMENTARIO DE SANDRA, HAGAS LO QUE HAGAS, ESTO DEBE SER INBUIDO POR EL AMOR, NADIE NO ENSEÑA A SER PADRES O HIJOS, NADIE NOS ENSEÑA A SER ESPOSA O MARIDO, SON RELACIONES QUE TENEMOS QUE APRENDER EMPIRICAMENTE; UN BEBE DEBE SER ATENDIDO Y CHECADO QUE ESTE BIEN ALIMENTADO, LIMPIO, COMODO, TOCADO CON AMOR Y ESCUCHANDO ARMONIOSAMENTE TU ENTORNO; SI A PESAR DE TODO LLORA, EN ALGO LO MAL ACOSTUMBRARON Y SE TIENE QUE DESCUBRI Y ATACARLO; NO OLVIDEMOS QUE LOS BEBES SE EDUCAN DESDE ESTAN EN LA PANZA DE LA SAGRADA MADRE.

Leave a Reply