Embed HTML not available.
Inteligencia emocional Lecciones gratuitas

Taller De Pareja 6/11: Presta Atención A Los Pequeños Detalles

Transcripción del vídeo “Taller De Pareja: Presta Atención A Los Pequeños Detalles”

Cuando hablamos de relación de pareja, las pequeñas cosas son siempre las grandes cosas. Me explico…

Si tu pareja normalmente no es muy expresiva contigo pero hoy contrata una avioneta que sobrevuele tu ciudad con una pancarta romántica para ti, probablemente te impresione muchísimo.

Sin embargo, esa impresión tendrá un impacto mínimo en vuestra relación si vuestro día a día carece de riqueza de experiencias entre los dos.

Por otro lado, si tu pareja nunca jamás en vuestra relación toma una gran decisión tan extravagante y llamativa como la de la avioneta pero sí presta atención a tus necesidades y a tus sentimientos cada día que compartís, el impacto en la relación será extremadamente alto.

Las relaciones de pareja, aunque agradecen las sorpresas de vez en cuando, no se alimentan de otra cosa que del día a día, y en eso es en lo que debemos poner la mayor parte de nuestro empeño.

Cada día tenemos infinidad de ocasiones de mostrar amor hacia la otra persona, en cosas que pueden parecernos insignificantes, pero son las que importan, porque son las que realmente construyen la calidad de una relación.

Déjame qué te cuente una experiencia personal…

Cómo supe que mi pareja era la persona que yo querría a mi lado cada día de mi vida

Mi pareja y yo llevamos más de 10 años de relación, y aunque al principio éramos muy jóvenes y no sabíamos cómo evolucionaría nuestra historia, hubo algo insignificante que ocurrió un día como cualquier otro que me dejó claro que él era la persona que yo querría a mi lado cada día de mi vida.

Todavía no vivíamos juntos y habíamos quedado para cenar en una tapería. En cuanto nos sentamos, el camarero nos colocó delante, a cada uno, un plato, unos cubiertos, una servilleta y un vaso y nos entregó dos cartas.

Mientras yo estaba inmersa en mi carta noté cómo mi pareja tomaba mi vaso para fijarse en una pequeña mancha que había en el cristal y, al ver que la mancha estaba seca, cambió su vaso limpio por el mío quedándose él con el vaso sucio.

Yo seguía mirando la carta y, aunque me di cuenta de lo que acaba de pasar, fingí no haberlo visto  para comprobar el detalle definitivo: él creyó que yo no había percibido el detalle y ni siquiera se le ocurrió hacérmelo saber. Es decir, no lo había hecho para exhibir su bondad; lo había hecho sincera y genuinamente por mí.

¿Puede haber algo más bonito que saber que tu pareja te cuida incluso cuando no estás mirando?

Pues de eso de trata, de las pequeñas cosas que no siempre son percibidas ni exhibidas, de los detalles que demuestran realmente el amor que hay en la pareja.

El ejercicio que me gustaría proponeros a este respecto es una tarea de atención. A partir de hoy, y cada día a lo largo de una semana, prestad plena atención a todas las pequeñas cosas que la otra persona hace en vuestro beneficio.

Cada noche, antes de dormir, compartid con vuestra pareja 2 ó 3 pequeñas cosas que él o ella haya hecho que os hayan agradado o conmovido especialmente.

Este ejercicio no sólo os permitirá prestar atención a todo lo que vuestra pareja hace sino también os recordará constantemente la posibilidad de tener algún pequeño gesto vosotros mismos o vosotras mismas.

Disfrutad del ejercicio 🙂

You Might Also Like...

No Comments

    Leave a Reply